Orígenes y Fabricación



Li Tang
El inventor de la pirotécnia.




Para rastrear los orígenes de la pirotecnia, debemos retroceder 1400 años en el tiempo, y penetrar una cultura milenaria: la civilización China.
Fue dentro de este vasto imperio, en una pequeña región llamada LiuYang, que un hombre llamado Li Tang, desarrolló las primeras fórmulas de los primeros artificios pirotécnicos.



Corría la dinastía TANG (que duró entre los siglos VII y X), y en aquella época, la utilización de la pirotecnia se limitaba únicamente a las ceremonias religiosas, donde se la usaba como instrumento para espantar espíritus malignos, y como simbolización del deseo de paz, prosperidad, y buena suerte.




Al principio, su fabricación se hacía en pequeños talleres artesanales, situados en las viviendas de los hombres, y toda la familia colaboraba en la manufactura, trasmitiéndose las técnicas para su elaboración de generación en generación.
Mas tarde, durante la dinastía SONG (entre el siglo XX el siglo XVIII) la pirotecnia comenzará a desarrollarse y a popularizarse, aunque por muchos años mas seguiría todavía como un oficio artesanal.





Fue recién en el año 1949, con la fundación de la República Popular de China, que la industria hizo una verdadera explosión, con la apertura de grandes establecimientos, y el comienzo de la fabricación en masa y la exportación en gran escala.





Por último, con la apertura económica de los últimos 20 años, la industria de la pirotecnia dio un nuevo salto, posibilitando la incorporación de las mas modernas técnicas de desarrollo y fabricación, y ratificando a China como la Capital Mundial de la Pirotecnia, y a LiuYang, aquella pequeña región que fue la cuna de los primeros artificios pirotécnicos, en su epicentro, donde 9 de cada 10 familias viven directa o indirectamente de la pirotecnia, y donde se fabrica mas del 65% de toda la producción mundial que se consume a lo largo y a lo ancho del globo terrestre.